Un enorme trozo

Tan solo tenían un enorme trozo de tela.

No era mucho, pero pensaban que era mejor que nada. Estaban seguros de que les protegería del frío, de la lluvia, incluso de los rayos del sol. Podrían usarla para recoger agua, para pescar o para vestirse con ella si fuera necesario.

No había en la isla ningún otro objeto de la civilización de la que venían.

A los pocos días se enfrentaron por aquel trozo. Unos pensaban que el uso prioritario era radicalmente opuesto al que los otros querían darle y no tardaron en usar estacas de madera para tratar de apropiarse de ello, arrancándolo de las manos de los desarmados. Aquella pelea les motivó a dividirse en grupos, a preparar más piedras y palos y a ver un enemigo.

Avanzaron, crearon cada vez herramientas más sofisticadas, armas más afiladas y fronteras con normas propias.

Pero las fuerzas se igualaban pronto.

Se dividieron para quedarse con la tela, pero nunca ninguno logró imponerse y  simplemente se quedó en medio, ondeando.

Así, se convirtió en bandera y ya no sirvió para pescar un solo pez, no vistió a ninguno. Ni siquiera la escurrían tras una lluvia para recoger el agua. La sombra que daba no la aprovechaba nadie, por miedo a los otros.

Con el tiempo desapareció. Perdió su forma y se volaban los hilos que quedaban sueltos.  Al final únicamente quedó el mástil y a cada lado dos pequeñas sociedades con las caras pintadas de colores opuestos.

Un comentario sobre “Un enorme trozo

  1. Dejemos de una vez las banderas que nos separan, que nos despiertan odio, que nos dividen a los pueblos…la única bandera que debería existir en cualquier civilización debería ser la de la igualdad, igualdad de oportunidades, de derechos, de libertades, de asociación…esa bandera, sin lugar a dudas es la única que es capaz de unir a las personas, a los pueblos y a este mundo loco que ha perdido el norte queriendo dar significado a esa palabra tan de moda y tan usada, eso que está de última, y que todos creemos saber más que nadie, NACIÓN la llaman. Y olvidemosnos del resto, olvidemosno del patriotismo y nación que divide y creemos sociedades igualitarias porque sin igualdad, no consiguiéremos nada, no abanderaremos nada, no cambiaremos nada, no conquistaremos nada…en definitiva no seremos nada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s