¿Y los jóvenes, qué?

No es una encuesta, no verán porcentajes, ni estimación de escaños, ni va ganando uno u otro.

Las conclusiones que se exponen de manera sintetizada a continuación son el resultado de un trabajo de campo cualitativo realizado a lo largo de tres semanas en 8 provincias españolas conversando con más de 1.500 jóvenes de entre 18 y 30 años.

La información se ha extraído de conversaciones espontáneas, en sus propios grupos de amigos y en sus espacios (Universidades públicas, terrazas, bares y parques). Son respuestas no dirigidas ante preguntas no relacionadas de manera directa.

Se ha valorado la información obtenida sobre percepciones electorales, posicionamiento y definición política ante las Elecciones Generales del 28A.

Conclusiones más relevantes:

  • Se ha podido comprobar un patrón de voto que se repite de forma significativa:

-Van a votar a VOX (Expresado de forma nítida y significativamente elevada)

-Van a votar contra VOX (Temen la aparición y subida del partido de Abascal como algo real ante lo que deben actuar)

-Van a votar a PACMA (Más allá de la dualidad anterior)

  • El votante de VOX es un votante/militante. Es decir, no es un joven “de derechas” que duda entre PP, Cs o VOX. Es alguien convencido de ser y votar a VOX por motivos “fundamentales”. Ejerce liderazgo entre su grupo de amigos, es extrovertido, el primer en hablar, disfruta del debate y proclama su voto porque se siente respaldado por su entorno para hacerlo. No es una voz minoritaria ni contestataria con el grupo, es la predominante en su grupo.
  • El votante que reacciona ante VOX no quiere que se disperse el voto. Se decanta por el PSOE por descarte, no por ilusión o interés real. Votarán al PSOE para que no gane VOX, partido del que hablan con expresiones vinculadas a “temor”, especialmente en el caso de las mujeres. Saben, por su entorno, que el votante de VOX no es nada minoritario.
  • El votante “Contra VOX” está decepcionado con Podemos. No ve que sea útil votarles. Es la segunda opción para aquellos que por algún motivo no van a votar al PSOE ni quieren a VOX pero significativamente minoritario (excepto en provincias como Alicante, Pontevedra,…)
  • Otro problema fundamental para Podemos es que el votante de izquierdas no está preocupado (en estas elecciones) por “parar a los bancos” o “parar a los poderes económicos ocultos”. Lo que quieres es parar a VOX, y para eso funciona mejor el PSOE, básicamente porque el discurso de Podemos no encaja en su preocupación Nº1
  • Es cierto también que no hay posicionamiento claro en favor o en contra de Pedro Sánchez/PSOE. No surge de manera espontánea defensa de nada “hecho” por el Gobierno ni crítica (por parte de los votantes de izquierdas). “Hay que votar al PSOE, visto lo visto” es el argumento con el que justifican el cierre de su voto.
  • Cs no aparece como actor político entre los jóvenes. No quiere decir que no tenga votantes, pero no forma parte del debate, no genera interés, no esta en juego ni provoca defensas o críticas emocionales.
  • El votante de PACMA es joven, en muchos casos va a ir a votar por primera vez y se decanta por esa opción precisamente para evitar entrar en la dicotomía mayoritaria. Es un votante que dice en alto su voto, realmente decidido, que apenas sufre desgaste por voto útil hacia el PSOE. Los jóvenes valoran lo sencillo y claro de su mensaje aunque critican, eso sí, que ha aumentado su “radicalidad”.
  • Apenas hay menciones a la situación económica o laboral. Sí a la defensa de derechos (Por un lado) y a la defensa de España (por otro)
  • Resulta muy difícil tratar de extraer un estereotipo del votante joven de VOX atendiendo a los habituales parámetros de imagen. Lo mismo va con camisa y náuticos (los menos) que están tomando botellines, fumando porros y con camiseta y vaqueros (los más).
  • Hay un número muy relevante de jóvenes (de izquierdas) con derecho a voto que, queriendo votar, no saben por quién hacerlo. Son un grupo que no quiere que gane VOX, pero para quienes ese único argumento -todavía- no les ha llevado a definir su voto. De manera indirecta expresan que “al final habrá que hacerlo (En referencia a PSOE o Podemos)” pero en cierto modo se resisten, esperando que de alguna manera aparezcan posibilidades mejores.

El posicionamiento “contra VOX” es especialmente significativo entre las mujeres y se refieren a dicho partido en numerosas ocasiones con expresiones de temor real “nos van a fundir”, “van a acabar con todo”, “como ganen, estamos jo***as”, etc

Por el contrario las mujeres de derechas se ubican más en una posición cercana al PP en edades más elevadas (cerca de los 30) mientras que las más jóvenes (en el espectro ideológico de la derecha) comparten grupo de amigos, charla y debate con VOX. Si bien es cierto que de manera pública no mencionan su apoyo a VOX de forma tan abierta como sus compañeros masculinos, no se sienten incómodas con verles defender las propuestas de VOX aunque se mantienen en silencio y eluden el debate si te trata de conocer más su opinión.

 

Conclusiones asociadas:

  • El desconocimiento sobre el sistema electoral es enorme. Apenas se entiende lo que significa la circunscripción, a quién votan, que lista tendrán en su provincia, cómo se va a repartir cada escaño. Queda simplificado a que “cuantos menos partidos haya, mejor”.
  • Por sorprendente que pueda parecer, hay una confusión más que relevante sobre qué elecciones son las siguientes.
  • El debate sobre las armas propuesto por VOX no ha sido positivo para ellos y apenas ha tenido repercusión entre sus votantes.
  • De manera general tienen el sistema democrático perfectamente asumido, a pesar de la voluntad de concentrar el voto ven bien que más partidos se presenten.

 

Consideraciones finales:

¿Significa esto que VOX va a ganar las Generales? NO

¿Significa esto que el PP no existe? NO

¿Significa esto que el PSOE logrará la victoria aplastante? NO

Son consideraciones cualitativas. Surgen de la conversación, del debate, de lo que comentan. Cualquier intento de extrapolar a términos cuantitativos lo aquí expuesto corre enorme riesgo de error.

El valor de estas consideraciones y conclusiones son de fondo. ¿Qué se debate? ¿Qué está moviendo hacia un voto u otro? ¿Qué significa para los jóvenes un partido u otro? ¿Qué determinará su decisión final ante la urna?

Se trata del valor del mensaje, de lo que está llegando, de lo que no, de lo que está en la agenda, de lo que no parece que vaya a estar, de lo relevante, de lo que está en la opinión diaria.

Que no es poco…